Curiosidades sobre el Encaje de Bolillos

En el Museo de Artes y Oficios de Monóvar se pueden encontrar cosas sorprendetes.

Su fundador D. José María Román Amat, durante años se dedicó a recopilar información de las tradiciones monoveras. En uno de sus escritos se puede leer:

"... RANDA, palabra que se escribe en el año 1600, y en Monóvar como RANDERA se designaba a quién la hacía, la mayoría de ellas, amas de casa, que en sus ratos de ocio, era salirse a la puerta de la calle, y que uniéndose con vecinas y chachareando al mismo tiempo que tomaban el sol y el aire se sacaban un jornal, el cual ayudaba a sobrellevar los gastos de la casa.
Con una precisión y rapidez asombrosa como si estuvieran mecanizadas, entrelazaban hilos y más hilos en primorosos trabajos, la laboriosidad y el arte en algunas de ellas les hizo conseguir primeros premios nacionales.
....
El origen de esta artesanía, es posible que la introdujesen los pobladores del alto Aragón, que en el siglo XVII repoblaron esta villa de Monóvar. Insdustrialmente se establece sobre el año 1850. Los primeros documentos de los comerciantes aparecen sobre el año 1896, documentos que avalan viajes de almacenistas para vender estos trabajos por toda España, incluso llegaron a exportar a Francia, Alemania y Estados Unidos.
...
El monovero siempre ha procurado ampliar sus recursos y lo mismo que realizó con la industria del aguardiente nacida del vino para darle mejor salida a este, del arte de la randa nacieron los talleres de los bordados para vender más encajes. Los primeros nacen en el siglo XIX y una de sus primeras profesoras es la esposa del mestre SEQUET, familia oriunda de Onil que se estableció en Monóvar, por venir el cabeza de familia como maestro de escuela.
La picaresca e inventiva monovera en el trabajo ha sido siempre novedosa, y no quiero decirle en lo comercial, tenemos a un exportador de bolillos, que basándose en la luz del sol mandaba muestras de todas sus labores como si de fotografías se tratase. Colocaba estas labores encima de un papel rojo o azul apisonadas por un cristal, lo cual expuesto al sol, una vez descolorido el papel salía una fotografía detallada.
En Monóvar, había numerosas firmas que se encargaban de recoger todos estos trabajos y a la vez suministraban hilo a las randeras, se encargaban de vender las labores fuera de Monóvar.
..."

Pero no sólo D. José María Román Amat hace referencia a los bolillos en sus comienzos, en El Quijote, Parte II, Capítulo Sexto dice:

"...¿es posible que una rapaza que apenas sabe menear doce paillos de randas...?

Hay otras referencias escritas sobre los bolillos. Entre los restos hundidos del Titanic, por los documentos de carga se sabe que había un cargamento de encajes de bolillos de Galicia.

Os acordais de Demi Moore en La Letra Escarlata haciendo bolillos???

Pero la frase que más me gusta es la que dicen alguno políticos cuando hacen referencia a economía, ajustes presupuestarios y todo aquello que se les escapa de las manos, "hay que hacer encaje de bolillos", supongo que lo dicen por lo mucho que les cuesta encajar los números, que nos pregunte a las ENCAJERAS si este arte es tan difícil como les parece a ellos ya que hay muchos que no saben ni lo que es y a otros sólo les parecen cosas de viejas.

1 comentario:

  1. Que cerca que teníamos esta história y sin saberlo.
    Muy curiosa. Saludos

    ResponderEliminar